Poemas de Jürgen Polinske. Versiones castellanas de Pablo Quevedo y Barbara Kügger Quevedo.

5 poemas Poemas de Jürgen Polinske. Versiones castellanas de Pablo Quevedo y Barbara Kügger Quevedo.

Poemas de Jürgen Polinske

Encuentro Poético
Cita de la poesía 2012 (España en el corazón de 1936-39)

Hölderlin se enamoraría
si leyera a Neruda las metáforas
de "España en el corazón".

Amor en el olor de la pólvora y sudor,
por el sol y el miedo 
a probar la sangre y el plomo,
aunque se paralice la lengua
y en las pausas sin el ruido de los vuelos
antes de la caída de nuevas bombas
acabe de  practicar el deletreo 
y  envíe canciones de Lorca
al enemigo, en la trinchera.

Bombardearon la casa de los cantantes,
y los que aprendieron a leer 
fueron golpeados, tiroteados, enterrados.
España es tierra inquieta desde entonces,
un  triste compás toca las castañuelas, los huesos.
Ellos bailan flamenco, acompañados
de guitarras destrozadas.
¡Lorca, Lorca tu nombre es música!
Las hierbas y los ríos ondulan, un pulso es el ritmo del viento.
Romances oscuros penetran en la luz,
una para Diotima el poeta,  
y otra para Roma que sabe del oro del moro
en la profundidad de La Alhambra,
en la España del corazón. 
Así se enamoró Hölderlin...

(Lo que puede pasar debajo de un volcán)
Foto con flash
(en Oaxaca el 22 de abril de 2004)

Acabamos de llegar de donde vimos bailes y trajes regionales.
Son las diez y media de la noche.
El autobús frena de repente.
Una persona yace en la calle.
Filmar, ahora pueden filmar.
Esto nos dice el mexicano, el guía.
Está ebrio, él que está allí, borracho.
Otros veinte están alrededor.
Podría hablar de suerte, si pudiera hablar.
El autobús no sigue.
Los veinte siguen esperando, igualmente el chófer.
La policía tiene que llegar primero.
Dos policías ponen a la persona al margen de la calle.
Esto es una razón para parar.
Acabamos de llegar de donde vimos bailes y trajes regionales.


Dar de mamar

Ya es de noche. En la iglesia 
hay un casamiento o una misa cuando entramos.
En las primeras filas no hay lugar.
Tenemos que quedarnos al fondo.
Desde allí, desde lo oscuro, bordeamos
el interior de la nave principal

Casi toco a la indígena que está rezando,
tan cerca está de mí – en su entorno 
lloriquea su bebé, no se queda quieto ni un minuto,
parece que tiene hambre.

Las palabras de Dios ofrecidas por el cura
son muy hermosas,
pero no tranquilizan al niño que llora.
La joven mujer empieza a moverse
sabiendo que tiene que dar de mamar

en el lugar de la saciedad
que también es lugar de la satisfacción
ella abre su blusa y da el pecho a su bebé 


AZUL, INFINITAMENTE AZUL
                                               Creta, 9/2005
Knosos
Desde los altos montes
Dos puertas abiertas
A los espacios 
Por donde pasa el viento
En la última pared azul
De la casa
Una isla para el mar
En el juego de los delfines.
En otra pared
De espacios amplios
Llega jugueteando el viento 
En vuelo entre flores pintado
El pájaro azul
Como cielo sobre la isla y el mar.
El azul mezcla al verde
El pájaro Quetzal
-Piedra preciosa con alas abiertas-
Su vida en las selvas, bajo el cielo
En el mar
Al otro lado del mundo
Espacio infinito
Donde el viento 
pasa jugueteando.

VALLEJO

César Vallejo murió el jueves 
Se le recuerda el lunes 
y París 
de fracturas óseas 
por el dolor del alma y del Perú 

Palos, cuerdas, las nubes 
todos lo golpearon,
declaró el jueves en la lluvia 

Tengo sed de la luna 
en la casa Chimú,
entonces, la santidad de su espejo 
agua sin brillo de plata más oro en la arena 
aquí es más que nunca París 
sólo quedan restos 
aún gris oscuro 
no hay más lluvia 
ningún testigo 

Sufro con la luna 
con la esperanza hasta el domingo todavía 
una reminiscencia de una noche lluviosa 
y luego mueren 
Sólo los viernes 

Jürgen Polinske

Versiones castellanas de Pablo Quevedo y Barbara Kügger Quevedo.

Directora General Revista Gafe.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.