Empezamos el día con Lluna Vicens; por Esther Abellán

0

«Atravieso la ciudad bajo una humedad sofocante con la necesidad inevitable de amar, pero no a ti, incluso ni a mí misma, sino al instante».

«Atravieso la ciudad bajo una humedad sofocante con la necesidad inevitable de amar, pero no a ti, incluso ni a mí misma, sino al instante. La continuidad del movimiento es la que marca el ritmo, como si cruzar esa distancia fuera el pago del billete».

De «El habitáculo»

Lluna Vicens (1969)

Equipo de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *