libros

La nave de Asimov, por Leo Lobos

Escribir es un trabajo solitario y en presencia de la oscuridad total, la mente cree que es absolutamente necesario crear luz. Incluso si un escritor socializa con regularidad, cuando llega al verdadero negocio de su vida, es él y su procesador de textos. Nadie más está o puede estar involucrado en el asunto. Se escribe por la misma razón por la que se respira, porque si no lo hiciéramos, moriríamos irremediablemente. Isaac Asimov, se definía así mismo como una criatura de la emoción y la razón.