Selección poética del libro «Bajo la Cruz del Sur» de Arturo Bustos

Presentamos una selección poética del libro «Bajo la Cruz del Sur», del poeta chileno Arturo Bustos, Ediciones OnDemand, 2022


Hay -bajo la Cruz del Sur-, un país que es flaco como un poeta mustio; de descalzos y fríos pies adoloridos. Entre sus costillas -en su esqueleto todo-, pululan seres extraños. Con tremendos ojos de sal que desafían al sol y a los silencios. Que miran siempre más allá. Que hacen de la noche su amante fiel y cariñosa. Ellos gustan de llevar una crónica de sus locuras. Hacen este registro sin pensarlo siquiera. Quizás, por mero accidente genético y nada más.


Confieso que sueño.
Sueño mucho.
Medio despierto, medio dormido.
¡Qué importa!
Sueño contigo.
Te hago mi amante.
Reina total de mis caricias.
Te corono.
Pero; luego te engaño.
Amo a otras.
Me entrego a sus risas,
a sus mimos.
Me olvido
como gato de prostíbulo
en esas manos que no son tus manos.
Pero; cuando eso sucede, sueño.
Sueño mucho.
Medio despierto, medio dormido.
¡Qué importa!


No llegó prepotente
el invierno este año.
Sólo entró cansado,
arrastrando apenas
el poncho mojado
de sus tristezas.
Se paró lejos del fuego.
Al lado de la ventana.
Desde allí, miró los campos
sin mirarlos.
Entonces, me pregunté:
¿Qué mujer
habrá herido
tan profundo
su corazón?


Al final,
sólo quedarán
unos pocos libros mal escritos.
Apresurados.
Con la impaciencia inevitable
del que coquetea asustado
con la muerte.
Y luego,
el esbozo imaginado
de una vida -que no fue tal-
y que se irá
diluyendo
como un llanto de sal
sobre el vientre acuático
del tiempo.


Aunque no lo crean
el poema
nace de sí mismo.
Es un flor
que en sus raíces
lleva
aferrado
el corazón del hombre.


Somos
los que escribimos en
silencio.
Los lapidados
de provincia.
Esos que,
con su exhausta sangre
-huella única de su desgracia-
hacen nacer
sencillas flores
entre las toscas grietas
de este perenne olvido.


Creemos ser dioses
pero
no somos más
que minutos sordos
marchando por las entrañas
tristes de un reloj enfermo.
Crujidos, apenas,
en los huesos profundos
de la vida.
Gotas
de saliva
cayendo
-fatalmente-
de la boca extasiada
de un loco que susurra.


A este país
se lo va a comer el mar.
Claro, los terremotos
harán lo suyo antes
y también los volcanes
y las sequías y las
forestales depredando
la tierra y las constructoras
tragando humedales sin
piedad y en el nombre
del padre, los hijos harán
lo suyo en la política y
cuando ya no queden
pájaros parados (porque
no habrá ya dónde pararse),
a este país se lo va a tragar
el mar.
Completito.
Se los aseguro

bajo estricta y noble

firma

notarial.


Más que el silencio,
me asustan las bandadas
de palabras sin sentido
que caen como piedras
sobre los lagos prístinos
de la razón hoy lapidada.


Arturo Bustos

Nace en Chillán, Chile, en 1960 y radicado en Talca desde 1990. Comenzó a escribir porque las palabras lo desbordaban. De esta relación sin mayores ataduras, han nacido poemas que han sido publicados en diferentes medios y libros. Actualmente, se desempeña como comerciante, sin dejar -nunca- de lado su pasión por la fotografía, que es otra de sus locuras. Publica en el 2019, su poemario «Hado Negro» a los que le siguen en el año 2020 «Bajo este oscuro sol» y «Cuarentena». En el 2021, “Desde el abismo” y “Libreta de apuntes”. En el 2022, “Ecos para un silencio” y “Bajo la Cruz del Sur”, todos a través de Ediciones OnDemand.

Directora General Revista Gafe.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.