Poemas de Carolina Valerio Mateos

1

Te presentamos siete poemas de Carolina Valerio Mateos

Carolina Valerio

UNIVERSO NEGRO

Escribo sobre el universo de muerte
Entre enjambres de letras trastocadas
Estas que no quieren salir del alma
Sobre abismos de esta maldita guerra
Entre puentes interminables de absurdos
Y pájaros negros sobrevolando en el cielo
Todo se convierte en infiernos
Sobre una moneda de poder roja
Entre la tierra húmeda con olor a humanidad
Bajan los jilgueros muertos
Y el colibrí llora sobre la desventura
Los árboles rotos, grises, escuálidos
Las penumbras de los gases son el ahora
Almas inertes, cuerpos mutilados
Corre el mundo sobre el miedo atroz
Entre calles desiertas de indiferencia
Tocan a tu puerta, eres de papel
Ya no miras la existencia del otro
De ti mismo
Todo es nada, entre este universo negro


PROFUNDIDADES MARINAS

Sumergida en las olas profundas de mis pensamientos
Evoco el infinito en el horizonte, que poco a poco
se esconde
Ese intocable instante entre el suspiro y el olor al mar
Entre mi mirada, que se pierde hasta el fin del mundo
y el ruido de la marea sobre la tarde que se extingue
Guardo el silencio que grita mi espíritu
para aguantar el aire entre mis pulmones
Como segundos donde se me va la vida ante
esta magnitud
el océano profundo que me grita mil cosas
y mis encuentros con mis miedos
entre claros reclamos a mi conciencia
El cielo y el infierno que claman calma
sobre mis viejas y gastadas nostalgias,
que me traen las olas
Un vaivén de ideas y recuerdos
arremeten en mi alma, mojando mis parpados
Respiro una bocanada de aire
una elongación profunda sale de mi cuerpo
mi pecho se desprende de mis vértebras
un ave que sobrevuela entre las nubes
sumergiendo el instante en imaginaciones
cierro mis párpados
convierto en sueños el instante
cientos de peces acarician mis pies
juegan sobre mis manos y mi cuerpo, casi inerte
acaricia mi piel el azul profundo
como infierno y cielo
uniendo mi humanidad con la vida marina
convierto el agua salada en mi aliada
mi espíritu se desprende de mi cuerpo
navego en lo profundo de mi asombro
ya no respiro entre las aguas claras y cálidas
sobre una cadena submarina montañosa de arrecifes
entre el Trópico de Cáncer y el Trópico de Capricornio
Sobre el oriente del continente
Transmuto mi cuerpo al fondo del océano
acaricio los pastos marinos
los erizos y las estrellas de mar salen a mi encuentro
como una fiesta de multicolores extravagantes
una bienvenida marina me adopta
el ecosistema más grande del Golfo de México
me da la bienvenida en esa biosfera llena de vida
los corales me reciben con sonidos que rompen el alma
reclamando su hambruna
la muerte de su hábitat
sobresaltada, mi conciencia gime
lloro con los colores de los corales
se pierden mis lágrimas
ya no respiro, mi corazón se encoje a su más
diminuta dimensión
recorro los esqueletos muertos que están perdiendo
su color
cada habitante marino me mira
reclama mi infamia
mi falta de amor a la vida
mi llanto se pierde entre las aguas
unos torbellinos de oleajes profundos invaden mi ser
las montañas bajo el agua
formadas de esqueletos de coral inertes, suplican
ya no respiro
las colonias de arrecifes se precipitan a mi paso
con temor me miran
admiro inerte la gemación, su nacimiento
sus colores brillantes que ciegan mis ojos
admiro su amor a la vida su relación simbiótica
con las zooxatelas
esas algas unicelulares que dan vida a la vida
la eliminación del dióxido de carbono
la protección de los océanos
su cuerpo lo brindan como casa a otros seres vivos
protegiendo la vida como escudo al universo
detienen el enfurecido oleaje cuando el mar se enoja
nos protegen de huracanes y tormentas
son su crianza, refugio, alimentación
reproducción de la vida marina
escondo entre las profundidades mi vergüenza
la admiración nace desde mi infinito
con un espíritu protector
renazco sobre tanta belleza
Lleno mi alma de gentileza
grito a la humanidad
reclamo sensibilidad
sobre mi amor al océano
como un lamento desesperado
de rescatar la vida
nuestro universo
nuestro hábitat
Aclamo la sustentabilidad
como una responsabilidad humana compartida.


EL ESPEJO DE LA REALIDAD

Parado frente a mis sombras
Frente al espejo de la realidad del mundo
Bañada de utopía, mi alma
En contra del viento y la marea del mundo
Resurgen mis cenizas
Sobre mi espíritu revolucionario
Que gota a gota carcome mi esencia
Sangrando de indignación
Entre el ímpetu insaciable del enemigo del mudo
Intentando cortar mis derechos de pensar
Clasificando al ser humano en razas y colores
Bloqueando con infamia mi libertad
La comunicación entre hermanos
Los derechos de la humanidad
Violando las palabras y el sentir
Frente este espejo de la realidad del mundo
Evoco conciencia
Amor al mundo
Equidad
Igualdad
Justicia
Solidaridad
Hermandad
Un grito que de mi alma se escapa
Entre revoluciones intelectuales
De mis necios pensamientos
Creo en el ser humano
La esperanza espera
Entre el silencio del infinito.


BLOQUEO ESPIRITUAL

Ahogando mi espíritu bloqueado
Aludo a las conciencias humanas
Como la sangre derramada en la batalla
Con el sentir a flor de piel
De cada hermano del mundo
Que es silenciado ante sus ideales
Cercando sus derechos de hermandad
Mis manos como fusiles
Rechazan la indolencia del actuar
Las diferencias de la humanidad
Argumentos inhumanos recorren el mundo
Como sombras mezquinas de soberbia
Juicios injustos de mentes enfermas
Poderíos indeseables
Rompiendo a hombres y mujeres
Marcando espacios territoriales
Sin escrúpulos ni conciencia
Peleando el poder
Dejando atrás la esencia de la vida
Falseando la humildad y alimentando las soberbias
Perdiendo el sentido sublime de este paso temporal
De la vida.


RENACER

Renace la vida sobre el crepúsculo de la muerte
Nuestro infinito solo es el instante de hoy
sobre los pliegues de tu boca, llena de sonrisa
y tus pies descalzos, mojados de sol
entre las estrellas del universo
y tus manos que estiran los dedos, deseándolas
todo sobrevive en el etéreo espacio del instante de hoy
mañana, seremos hojas muertas en el recuerdo
de un segundo
una gota de rocío que la tierra absorbió
Ama este minuto con el ímpetu de la eternidad
sueña esta hora en un vuelo alto como el cielo
renace, vive hasta el delirio de la noche eterna del ahora
como si fuera la última gota de suspiros inmortales
en tu alma.


INFINITO

Guardo el infinito en las pupilas de mi alma,
al desbordarse en la profundidad de mis ojos,
como raudales improrrogables de mis sueños repetidos,
bajo una elongación profunda que emerge desde
mi vientre,
recorriendo tu luz con suspiros sonoros,
un instante de paz acecha mi universo,
sobre mis párpados dolientes de tanto verte,
entre mi cuerpo desgastado de admirarte,
bendigo las sombras fantasmales de mi eterno resplandor
tu luz penetra en cada latido de mi espíritu
sobre mi cuerpo inerte, inefablemente viviente.


MUNDOS ROTOS

El mundo se queda en pausa
En estos silencios eternos
Cuando el universo se escapa
Se pierde en la mancha negra
De los abismos del ser
Sobre la ignorancia del suceso
Entre historias trasnochadas
Sobre ríos de lodo delirante
Incoherencias constantes
Se va escapando la conciencia
Entre cerebros líquidos
De los lobos hambrientos de poder
Virus mortales sobre la humanidad
Sobrevuelan el infinito
Todo es hielo quebradizo
En zancadas grandes de sobrevivencia
Sin rumbos
Sin datos
Todo se vuelve humo
Noches negras
Tristes desconsuelos
Mundos rotos
Mentes fragmentadas
Corazones desgajados
Brazos inertes
Espíritus quebrantados.

Colección Digital

Lo que ellas nombran

Equipo de Redacción

1 thought on “Poemas de Carolina Valerio Mateos

  1. Gracias Beatriz, por llevar poesía al mundo, porque quizá sea la única alma sin violencia que nos va a rescatar de las garras de la guerra, amando la vida y todo lo que nos da, gracias por dejar fluir nuestras letras al universo. Mi abrazo con cariño para ti

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *