«Perdone que no me calle» , de Inma Flores

«Perdone que no me calle» es el nombre de una página de Facebook donde se da voz a numerosas mujeres, denunciando la desigualdad, y en especial la violencia contra las mismas.

«Perdone que no me calle» es el nombre de una página de Facebook donde se da voz a numerosas mujeres, denunciando la desigualdad, y en especial la violencia contra las mismas.

Su origen está en la publicación en 2017 de un libro, con este mismo nombre, en el que participaron 64 mujeres dando voz a quienes no podían denunciar las palizas recibidas, el maltrato psicológico, los asesinatos, etc., así como su vocación de personas libres, llenas de esperanza, ilusiones, proyectos de vida…

No todas eran escritoras, muchas de ellas simples corazones que necesitaban gritar su dolor para poder liberarse, pues la mayoría de los textos están basados en hechos reales.

Es interesante ver que no sólo un nutrido grupo de mujeres han querido aportar vivencias personales relacionadas con el tema del maltrato, que durante muchísimos años se ha mantenido oculto tras las puertas del hogar, sino que muchos hombres, a través de su propia iniciativa, también se han querido unir, ya sean hijos, hermanos, amigos de mujeres maltratadas.

Se han realizado diferentes convocatorias para compartir vivencias a través de relatos y poemas, en especial el pasado 25 de noviembre con motivo del día en contra de la violencia conyugal, y el 08 de marzo en el que se reivindica la igualdad laboral con participación femenina mayoritariamente, aunque como hemos dichos, muchos hombres también se han sumado como apoyo; en respuesta a las convocatorias, se recibieron más de 100 textos en cada una, con multitud de visitas, llegando algunos de los días a rozar las 10.000. 

Esta iniciativa no sólo ha servido para la toma de conciencia de lo que sucede a nuestro alrededor, sino también para dar fuerza a aquellas personas que están padeciendo en la actualidad cualquier tipo de injusticia,  que sepan que no están solas a pesar de que ese es el sentimiento que envuelve a quien es abusado, y  que se puede volver a ser feliz pues otras víctimas también lo han conseguido. Merece la pena luchar para ser feliz y sentirnos libres,  y en especial para dejar un mundo mejor a nuestros hijos, por eso no debemos permitir que se apague esa voz de búsqueda de igualdad, de denuncia  de las situaciones injustas; potenciar el eco de muchas voces unidas que ha de llegar a donde sea necesitado.

Uniendo algunas de las publicaciones podemos leer:

«Llevaba dos meses encerrados en la casa, de la que sólo salía para ir a trabajar», pensaba que  «debería guardar silencio» y que « no necesita consejos de nadie» pues «una vez que llegas a esa certeza, nada ni nadie podrá hacerte tambalear permanentemente, solo a ratos»  y «te reinventas en cada fatiga, en cada obstáculo que te pone la vida» « Soltándote rápidamente y empezando a correr».

Tú no puedes «cortar sus alas, ni su vuelo, ni mutilar su esencia de mujer», porque aunque  muchos «piensen lo que quieran» ella  sabe «usar las puertas en los dos sentidos». «Le perdió miedo al miedo« y «salió a comerse el mundo»

Si quieres conocer la historia de la iniciativa y ver las fotos de las presentaciones del libro que va por su tercera edición, puedes hacerlo a través de su blog http://perdonequenomecalle.simplesite.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *