Las dos ilustraciones; por Maurizio Bagatin

Nuestro columnista Maurizio Bagatin reflexiona sobre libros, bibliotecas, obras inmortales, inteligencias artificiales y el horizonte en el No copyright descrito por Foucault.

“El libro de papel fue -y es- una especie de fortaleza totémica en el choque entre la insurrección digital y la civilización del siglo XX” – Alessandro Baricco –

Estamos compactando todo, a desmesura reducimos nuestro mundo a un espacio minimalista, adentro y afuera.

Ayer sentados en la biblioteca de Alejandría, tocábamos papiros y pergaminos, descifrando signos íbamos leyendo al aedo o a rapsodas sin tiempo, el encanto del lenguaje o, sentados oíamos las mil y unas voces de la Babel que Borges vio desde un modesto sótano de la calle Garay de Buenos Aires.

Hoy sentados en un avión vemos luces sutiles que acompañan palabras que aparecen en pantallas ultra compactas, son los libros de hoy. Dejan salir e-book, pdf, Word y otros paliativos al libro. Sin ser palpables, son el don abstracto de una literatura que viaja a una velocidad incontrastable.      

Entrabamos ayer en bibliotecas sólidas y pacificas, hospital para el alma, hizo inscribir Plotina en la biblioteca instituida por ella en el Foro Trajano. Cuando la ilustración era hecha del olor del papel que era para mí como el perfume del pan recién salido del horno, y de mis dedos que debían tocar el extremo de la lengua y recibir aquella saliva necesaria para hojear todos los libros.

No es un enfrentamiento, como lo fue del Renacimiento contra la edad media o del posmodernismo con el modernismo –la lucha de prevención de George Steiner contra el Alzheimer, la de Harol Bloom en “el espacio donde Shakespeare lucha contra Freud”. Es un paso de gigantes, el cambio de rumbo de la humanidad -si un rumbo algún día tuvo- es en las palabras del escritor el paso irreversible de un tiempo. La lettera 32 que encuentra a Steve Jobs.  

Después de Gutenberg y nuestro morbo incorruptible, vemos hoy un horizonte en el No copyright descrito por Foucault, libre en un espacio ilimitados, entre inteligencias artificiales y débiles bitcoin. La aventura está ahí.

Maurizio Bagatin, junio 2022

Maurizio Bagatin

Pordenone, Italia, 18 diciembre 1966. Columnista Revista Gafe. Lee su columna «El morbo de Gutenberg»

Nacido por azar en Italia, viajó un poco y escribió un poco, en la búsqueda de conjugar la huerta con la biblioteca, sigue regando jardines y cultivando palabras. Tiene textos inéditos y mucho otro material en el ciberespacio.

Lee su última obra «Para darle nombre a Sudamérica». (Editora BGR, 2021) Colección Narrativa Móvil.


DESCARGA LA APP DE KINDLE COMPLETAMENTE GRATIS

LEE INMEDIATAMENTE Y EN CUALQUIER LUGAR

«Para darle nombre a Sudamérica»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.