La nave de Asimov, por Leo Lobos

Escribir es un trabajo solitario y en presencia de la oscuridad total, la mente cree que es absolutamente necesario crear luz. Incluso si un escritor socializa con regularidad, cuando llega al verdadero negocio de su vida, es él y su procesador de textos. Nadie más está o puede estar involucrado en el asunto. Se escribe por la misma razón por la que se respira, porque si no lo hiciéramos, moriríamos irremediablemente. Isaac Asimov, se definía así mismo como una criatura de la emoción y la razón.

Asimov un viaje hacia el olvido

Eugenio Dávalos Pomareda, Rodrigo Guzmán Barros, Patricio Hidalgo, Samuel Leal, Marcos López Oneto, Eduardo Robledo Paredes, Samuel Soto, Alejandro C. Tarruella, Juano Villafañe.

«Cualquier planeta es la tierra para aquellos que viven en ella»

Isaac Asimov

Esta nave tiene la forma de un libro electrónico y contiene los textos de poetas integrantes de la generación del 90, ellos son: Eugenio Dávalos Pomareda, Rodrigo Guzmán Barros, Patricio Hidalgo, Samuel Leal, Marcos López Oneto, Eduardo Robledo Paredes, Samuel Soto, Alejandro C. Tarruella, Juano Villafañe. La compilación es de Marcos López Oneto, con prólogo y edición de Gonzalo Contreras y ha sido publicado por el prestigioso sello Étnika, este 2021 en Chile. Durante la pandemia, esta “nave virtual” que compartía este grupo de creadores fue llamada Asimov un viaje hacia el olvido, en homenaje al gran escritor de ciencia ficción. Los integrantes de la nave, en su mayoría, tripulada por un grupo de poetas chilenos nacidos entre 1960 y 1982, más dos tripulantes argentinos, los poetas Alejandro C. Tarruella y Juano Villafañe, los cuales se conectaban en este contexto pandémico desde diversas geografías, desde las ciudades de Santiago, Washington D.C, Bucarest y Buenos Aires. Como muy lucidamente comenta el poeta Gonzalo Contreras en el prólogo “desde el punto de vista histórico, la pandemia de covid19 tuvo el enorme mérito de acelerar estructuralmente la transición hacia lo digital. En efecto, como la gente estaba obligada por el Estado a permanecer en sus casas, las reuniones virtuales a través de diversas plataformas de internet de esa época”, donde estos autores comparten y comentan lecturas, textos originales e inéditos, conversaciones y experiencias pandémicas, procesos creativos, diálogos y acciones durante el año 2020 y lo que va de este y que dieron origen a esta publicación que hoy celebramos.

Eugenio Dávalos Pomareda, nace en la ciudad de Iquique, Chile el año 1961. Profesor de Estado de Castellano. Participa en el colectivo de escritores jóvenes de la Sociedad de Escritores de Chile, y es becario de la Fundación Pablo Neruda el año 1989. Publicaciones: La copa de Neptuno (1990); Naturaleza muerta (1992); Escrito sobre arenal (1994); El hombre sin misterio (2004); In memoriam: Escuela Santa María de Iquique (2007); Mitos o los ojos de la piedra (2015); Estación Central (2019). Es Codirector de la Revista de Poesía y Arte Nube Cónica. ‘Jamás iré a ninguna Ítaca / Porque nunca tuve / Una Ítaca posible / Mi viaje es la quietud / En el no tiempo / Los planetas y las estrellas / Me miran observar la oscuridad / Viajo hacia ninguna parte’.

Rodrigo Guzmán Barros, nace en la ciudad de Santiago, Chile el año 1961. Poeta, diplomático, abogado y viajero impenitente. En su etapa de estudiante de derecho en la Universidad de Chile, en plena dictadura militar, participa en diversos talleres de poesía y escribe en revistas universitarias con el seudónimo de Ricki. Como diplomático le ha tocado vivir 20 años en el extranjero y representar a Chile en China, Portugal, Cuba, Perú, Brasil, Vaticano, Italia y Rumania. Publicaciones: Prontuario poético. (Edición español/rumano, 2016); Díptico poético (2019). ‘Con total determinación / Sin asomo de duda / Con arrojo y valentía / Con absoluta gratitud / Mi espíritu gira y gira, incesante… / [Como las ondas que genera un guijarro al caer a un arroyo]. / Convirtiéndose poco a poco… ¡en amor cósmico! /[Como el nacimiento de una mariposa]’.

Patricio Hidalgo, nace en la ciudad de Santiago, Chile el año 1982. Es abogado de la Universidad de Chile y magíster en Pensamiento Contemporáneo, Filosofía y Pensamiento Político de la Universidad Diego Portales. Sus publicaciones oscilan entre las conversaciones, el género epistolar, el fútbol como sentimiento y memoria, la biografía y el humor. Ha desarrollado la docencia escolar y universitaria, el servicio público, la actuación y el periodismo escrito, radial y televisivo. ‘El hombre vuelto hacia sí mismo / tiene dos grandes ojos que dan la espalda / dos rojos labios siempre dentro de la boca / dos orejas sin carne que solo escuchan el sonido de su cuerpo’.

Samuel Leal, nace en Santiago de Chile el año 1960. Durante los años 80 inicia sus actividades literarias participando en talleres de poesía en la SECH (Sociedad de Escritores de Chile) y con el poeta Gonzalo Millán. Actualmente es Coeditor de la revista de Arte y Poesía Nube Cónica. Publicaciones: Ribera Norte (2019). ‘Espejo / Lago vertical. / Ninguna brisa / ondea esta superficie / Sólo la vanidad / y el horror a la vejez.’ 

Marcos López Oneto, nace en la ciudad de Santiago, Chile el año 1964. Es abogado y Doctor en Derecho. Ha ejercido la cátedra universitaria y publica artículos y libros en el campo de las ciencias jurídicas. Como poeta de la generación de los 90, participó de la creación de los grupos de experimentación poética del Realismo Simbólico (1986) y de Lilith (1988), cuyo aporte más significativo consistió en la organización del primer encuentro de poetas jóvenes chileno-argentino en democracia (1990). Actualmente reside en Washington D.C., USA. Publicaciones: Contra habla (1989), En estos ojos vacíos, (1990), Metálogos (1999), TzimTzum (2018). ‘Prólogo / Algo tiene que morir para que nazca la vida, me dijo / ¿De qué lugar vienes? / Solo le llamamos lugar, le respondí’.

Eduardo Robledo Paredes, nace en la ciudad de Santiago, Chile el año 1963. Poeta perteneciente a la generación de los 90. Desde 1990 trabaja en radio Umbral, Nuevo Mundo y radio Universidad de Chile en diversos programas de difusión cultural. En el 2002 obtiene la beca de creación literaria del Consejo del Libro. En 2005 es favorecido por el mismo Consejo con el proyecto radial “Trenes en las letras” además publica el C.D antológico del mismo programa radial, emitido por la emisora Universidad de Chile. Sus poemas han sido publicados en diversas revistas chilenas como, Pluma y Pincel, Tentativa de Chillán, Garúa, Revista de libros de El Mercurio, Nido de cuervos, Nube cónica, entre otras; en el extranjero destacamos Amaru de Argentina y las mexicanas Cantera verde y Papeles de la Mancuspia, además de los diarios: El Llanquihue de Puerto Montt, El Austral de Valdivia, La Estrella de Iquique, La Discusión de Chillán entre otros. Sus artículos literarios, han sido divulgados en los periódicos y semanarios El Siglo, Pluma y Pincel, Alerce de la X Región, El clarín. En la actualidad colabora en el diario VI Región. Publicaciones: Ajedrez paralapidario (2002), El caballo de la era (2011), Sin daño a terceros (2012), Collar negro (2018), Robledo (2018). ‘Girasoles se abren / como cuencas infinitas de la noche / para albergar un poco más / la vida de un hombre. / Girasoles / ya no giran sin ti en pleno día’.

Samuel Soto, nace en la ciudad de Santiago, Chile el año 1964. De profesión abogado. Publicaciones: Cospel (1998). Sobre su trabajo, la poeta y critica chilena, Jessica Atal, escribe: “No es raro que cuando el lenguaje poético se ha llevado al extremo en cuanto a los límites de la experimentación, surjan manifestaciones contrarias que cuestionan su capacidad expresiva. Es lo que sugiere la obra Cospel, del chileno Samuel Soto, quien escribe versos de corte narrativo con cierta distancia inquisidora y respeto vanguardista, ‘en palabras huérfanas de diccionarios”. ‘El vano honor de saber leernos ocupa de modo ingenuo / en las instrucciones para navegar el laberinto / y en las consecuencias de perdernos en él / mientras alrededor todo se oscurece’. 

Alejandro C. Tarruella, nace enOlivos, provincia de Buenos Aires, Argentina el año 1948. Escritor, periodista (posgrado en periodismo de la Universidad de Santiago, Chile). Sobreviviente de las dictaduras de 1966 y 1976, persiste hasta el día de hoy en la poesía y el periodismo. Publicaciones: Los terratenientes (1976), Amorar (1981), Funeral y otros poemas (1985), El viento llueve en agosto (1999), Rescoldos (2016).‘Luego uno anda y desanda, / canta su riesgo y desenvuelve su danza / en los imprevistos que la vida manda, / una suerte de tango en el que más de una vez / me vi bailando sin saberlo / un día sin tiempo’. 

Juano Villafañe, nace en la ciudad de Quito, Ecuador el año 1952. Es poeta, ensayista y periodista. Reside en la Argentina desde 1955. Fue cofundador de las revistas Tientos y Diferencias (Ecuador, 1980) y de Mascaró y de su grupo Los Poetas de Mascaró (Buenos Aires, 1983-2001). Dirigió durante quince años (1987-2002) LiberArte, Bodega Cultural. Hoy en día, tiene a su cargo desde el 2002 la dirección artística del Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini. Publicaciones: Poemas anteriores (1982), Visión retrospectiva de la botella (1987), Una leona entra en el mar (2000 y 2004), Deconstrucción de la mañana (2006), Los Villafañe. Poesía familiar (2012), Públicos y privados (2013 y 2018), y El corte argentino (2020). ‘La pared así es un tiempo oscuro, casi blanco, indescifrable / Es una pared real / Como el amor real de lo perdido’. 

Escribir es un trabajo solitario y en presencia de la oscuridad total, la mente cree que es absolutamente necesario crear luz. Incluso si un escritor socializa con regularidad, cuando llega al verdadero negocio de su vida, es él y su procesador de textos. Nadie más está o puede estar involucrado en el asunto. Se escribe por la misma razón por la que se respira, porque si no lo hiciéramos, moriríamos irremediablemente. Isaac Asimov, se definía así mismo como una criatura de la emoción y la razón, fue un célebre escritor, historiador, divulgador científico y profesor de bioquímica de la Universidad de Boston, nacido en 1919 en Rusia. Fue un niño pobre inmigrante en los Estados Unidos cuya familia no podía comprar libros y la biblioteca represento una puerta abierta para las maravillas, como él expreso: “recibí las bases de mi educación en la escuela, pero eso no fue suficiente. Mi verdadera educación salió de la biblioteca pública. Cuando leo acerca de la forma en que los fondos de las bibliotecas están siendo recortados y recortados, solo puedo pensar en que la sociedad americana ha encontrado una nueva forma de destruirse a sí misma”. Las novelas de este escritor crearon todo un imaginario que aún nos acompaña, especialmente en el cine, la televisión, los videojuegos y en la poesía con este libro con todo su misterio, belleza y fantasía. En total, firmó más de 500 libros y unas 9.000 cartas. Sus trabajos han sido publicados en 9 de las 10 categorías del Sistema Dewey de clasificación bibliográfica. Junto con Ray Bradbury, Robert A. Heinlein, Arthur C. Clarke, Ivan Yefremov, Stanisław Lem, Asimov fue considerado en vida como uno de los escritores más relevantes en la historia de la ciencia ficción. Entre él, ellos y nosotros están, ásperas y luminosas, sus palabras: allí los encontraremos.

28 de julio de 2021, Santiago de Chile

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *