Entrevista que realiza la editorial Kañy a la escritora Teresa Domingo Catalá

Compartimos la entrevista que realizó la Editorial Kañy a la escritora española Teresa Domingo Català, autora de la novela ‘La compasión’ (Colección Digital de Novela Iberoamericana, Editora BGR)

Editorial Kañy: ¿Podrías hablarnos de tu novela La compasión?
Teresa Domingo Catalá: Es la historia de una familia de clase media barcelonesa, con Lourdes, la madre y sus tres hijos, Adela, Ángel y Julia y sus respectivas familias. Es una novela realista, que empieza con un nacimiento y termina con la reconciliación de casi todos los miembros de la familia. Defiende los valores imperecederos de la amistad y el amor y sostiene una posición ética frente al mundo.

Editorial Kañy: ¿Cómo firmás tus trabajos?
TDC: Con mi nombre real, Teresa Domingo Català. Distinto es el caso de los concursos. Entonces me presento con un pseudónimo que no quiero revelar aquí.

Editorial Kañy: ¿Dónde naciste, dónde estás viviendo?
TDC: En Tarragona, (España). Viví en Madrid de 1986 a 1994 para estudiar Ciencias Políticas y Sociología.

Editorial Kañy: ¿Cómo descubriste la escritura, cómo fueron tus inicios?
TDC
: En mis inicios escribía cuentos e intentos de novelas. No asistí a ningún taller, simplemente escribía. Escribía sin cesar y sin calidad literaria. Era una terapia. Empecé con la poesía, sin leer poesía. Escribía igualmente sin calidad literaria. En el año 1998 entré en una tertulia literaria, llamada Mediona 15. Era una tertulia de poesía. Allí aprendí la parte técnica de la poesía. Me afané a aprender y aprendí mucho de mis compañeros de tertulia.

Editorial Kañy: ¿Qué tipo o género de literatura hacés?
TDC: Escribo poesía, teatro, novela y cuento. Mi poesía es multidisciplinar, no la puedo definir con una sola palabra. Últimamente escribo poesía erótica, desde hace nueve años, y también cultivo la sátira poética, en formato de soneto. Mi teatro suele estar escrito en forma de comedia, aunque también he escrito drama y tragedia. Mis cuentos y novelas son realistas. Mis novelas son las novelas que a mí me gustaría leer.

Editorial Kañy: ¿Sos autodidacta o tenés alguna formación académica?
TDC: Mi formación académica está en el campo de las Ciencias Sociales. En el tema literario soy autodidacta y mi formación está en los libros que he leído, en las tertulias a las que he asistido y en los talleres literarios que he impartido. Además de toda una experiencia como escritora desde hace más de veinte años.

Editorial Kañy: ¿Cuánto tiempo le dedicas a escribir?
TDC: Depende del género que escriba. Normalmente de dos a tres horas diarias.

Editorial Kañy: ¿Crees en la inspiración?
TDC: Sí. Si no hay inspiración no hay obra literaria. Pero creo también en el trabajo. La inspiración sola no es suficiente. Yo soy una mezcla de escritora intuitiva y sistemática. Creo tanto en la Musa como en el ejercicio constante con la palabra.

Editorial Kañy: ¿Le temés a la hoja en blanco?
TDC: Un poco. Aunque escribo todos los días siempre está el punto que dice: ¿Y si hoy no sale? Más o menos tardo media hora en escribir un soneto, y si estoy más tiempo ya me pongo nerviosa y me digo hoy no sale. Soy una escritora muy prolífica. Tengo mucha obra publicada pero todavía tengo más obra inédita.

Editorial Kañy: ¿Tenés un ritual o escribís cuando tenés ganas?
TDC:
Normalmente escribo por la mañana y por la tarde. Me dosifico para que mi mente esté preparada y lista para crear. No lo considero un ritual sino un sistema de trabajo. Y ahora lo que escribo es poesía.

Editorial Kañy: ¿Quiénes son tus escritores favoritos, qué tomaste como influencias de cada uno?
TDC:
En poesía mi poeta preferido es Juan Eduardo Cirlot. Su influencia ha sido enorme. Me gustan también otros poetas: Luis Cernuda, Nelly Sachs, Alda Merini, en fin podría rellenar el párrafo y hacerlo grande con nombres de poetas que me gustan.Me encanta la novela decimonónica. Mi autor preferido es Dostoyevski, aunque también me gusta Tolstoy, Thomas Hardy, Flaubert, Honoré de Balzac, Víctor Hugo, Clarín. No conozco influencias de estos autores, quizá sean los lectores los que las reconozcan. Yo lo ignoro. En cuento y en teatro mis autores preferidos son Anton Chejov y Óscar Wilde.

Editorial Kañy: ¿Tomás notas de la realidad o hacés una investigación sobre el tema a desarrollar?
TDC:
No tomo notas, ni realizo ninguna investigación. Todo está en mi mente.

Editorial Kañy: ¿Planificas las historias al detalle antes de escribirlas o las dejas surgir sobre la marcha?
TDC: No planifico nada. Empiezo a escribir y todo se va realizando sobre la marcha. Todo, personajes, situaciones, argumento, todo se va plasmando según mi mente lo va creando, sin esquemas ni ensayos ni planificaciones.

Editorial Kañy: ¿Has cambiado algún final después de escribirlo?
TDC: No. Nunca. Por lo menos nunca que yo recuerde.

Editorial Kañy: ¿Tus obras para quienes están pensadas?
TDC: Yo escribo para los demás, pero no me planteo qué pensará el público de mis obras. Sé que mi poesía le gusta a la gente que tiene riqueza interior, que es capaz de imaginar el amor tal y como yo lo planteo. La compasión está escrita para un público en general, no busca el desarrollo intelectual y /o lúdico sino contar una historia. He escrito la novela que me gustaría leer.

Editorial Kañy: ¿Tenés obras publicadas en papel o preferís la publicación digital?
TDC: La compasión es mi primera obra publicada en digital. He publicado en papel poesía y teatro. Como escritora me encanta el papel, pero debo reconocer que la publicación digital tiene muchas ventajas, como son la distribución directa de la editorial al público lector, la mayor y más amplia difusión, y el abaratamiento de los costes de los libros, además de proteger el medio ambiente.

Editorial Kañy: ¿Qué opinás de la autopublicación o preferís confiar tu libro a una editorial?
TDC:
En la autopublicación el autor o autora debe atribuirse todo el trabajo que conlleva la publicación de un libro. Yo prefiero tener una editorial que apueste por mis libros, ya sea en digital o en papel. Hay editoriales que juegan con el dinero ajeno, el dinero del escritor, pero eso para mí ya no tiene lugar. He llegado a un momento en que yo no voy a poner dinero para ver una obra mía publicada.

Editorial Kañy: ¿Cómo pensás que debería ser en este momento la mejor forma promoción de una obra literaria?
TDC:
La presencia en Internet, la difusión en las redes sociales, la invitación a la lectura a críticos literarios, la promoción constante. Se trata de ir más allá de los conocidos y amigos, y que compre la obra gente que no te conoce. Llegar a esa gente es el objetivo.

Editorial Kañy: ¿Qué proyectos tenés para el futuro?
TDC: Estoy pendiente de los concursos literarios. A ver si por ese lado surge alguna cosa potente. Tengo mucha obra inédita en las cuatro vertientes en las que escribo. De todas maneras, sobre el otoño sacaré un nuevo libro de poesía que funciona con edición bajo demanda.

Editorial Kañy: ¿Se puede vivir de la literatura?
TDC: Por regla general, no. Para vivir de la literatura se debe ser un fenómeno mediático, tener una editorial detrás que apoye y que difunda, y llegar a mucha gente. Al escribir en español se tiene acceso a un público potencial de muchos millones de personas, pero claro, está la gente que lee poco o que no lee nunca, algunos supuestos escritores afirman que no han leído un libro en su vida.


La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 291126357_590855142562873_1842122869664750866_n.jpg

Nuestro agradecimiento a la Editorial Kañy por esta entrevista a Teresa Domingo Catalá.

Lee

Colección Digital de Novela Iberoamericana

Directora General Revista Gafe.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.