Entrevista a la escritora Claudia Cortalezzi; por Yu’i Páez

Compartimos la entrevista realizada por Yu’i Páez (Editorial Kañy) a la escritora Claudia Cortalezzi, autora de Rio Colorado (Colección Digital de Novela Iberoamericana, Editora BGR, 2022)


-¿Podés contarnos de tu novela publicada en Editora BGR, Río Colorado?

Río Colorado es una novela dentro de otra. Una escritora vive sola con dos perros y hace tiempo que no escribe. Da talleres, y de vez en cuando ve a su hermana y a su padre que está en un geriátrico. También a su grupo cercano de dos amigas y un amigo, con él tiene una relación que va un poco más allá. Otra amiga le cuenta una historia, y ella termina escribiendo una ficción sobre eso, una novela a la que titula Primera princesa. Y la Primera princesa empieza a complicarle la vida a la escritora.

-¿Firmás con tu nombre o con pseudónimo? 

Uso mi apellido de casada: Cortalezzi, porque mi nombre según documento es Claudia Rodriguez, y hay muchas Claudia Rodriguez en el mundo.


¿Creés que hay una literatura feminista en auge en nuestro tiempo?

Sin duda, sí la hay. Pero a la hora de escribir, yo no pienso en eso. Lo único que me importa es la historia que estoy contando. Si esa historia cabe dentro de algún canon, no lo cambio. Pero no es algo que busque.

¿La novela tiene un sexo dependiendo de quién la escriba?

Definitivamente no.

-¿Qué sería para vos consagrarse como novelista?

Lo único que me interesa es tener lectores, podría decir lectores de calidad. Lo de la consagración supongo que será otra cosa.

-¿Dónde naciste, dónde estás viviendo?

Nací en Trenque Lauquen y hace más de veinticinco años vivo en Alejandro Petión, partido de Cañuelas. Las dos localidades de la provincia de Buenos Aires, Argentina.

¿Creés que hay un lugar en el planeta hoy, para que tu trabajo como novelista sea reconocida/o?

No es algo en lo que pienso. Escribo porque amo escribir.

¿Crees que el realismo mágico signa al escritor de nuestro tiempo o se puede escapar de él?

Creo que es un recurso, como tantos otros. En mi caso, lo que manda es el contexto; si la historia deriva en terror o ciencia ficción —que es lo que más escribo— no es algo que haya buscado de antemano.

-¿Empezaste directamente con la novela o has escrito en otros géneros? ¿Podrías contarnos cómo fue ese proceso?

En mi preadolescencia escribí un par de novelas. Pero cuando empecé a escribir, ya consciente del trabajo como escritora, escribí cuentos. Después aparecieron las novelas. También la microficción. Y disfruto de trabajar los tres géneros.

-¿Creés que hay una receta para escribir la complejidad de una novela?

La complejidad, como yo la entiendo, no tiene que ver con la obra, sino con quien la escribe; y la complejidad es algo, claro está, que quien escribe pasa a lo que está contando.

-¿Cómo abordaste o abordás tus novelas?

La historia va creciendo en mi cabeza. Y recién cuando sé para donde va, me siento a escribir. La mayoría de las veces el comienzo no es el que tenía en mente, o va por otro lado. Pero, aunque los personajes me lleven por caminos inesperados, el corazón de la trama no varía, o varía muy poco.

¿Seguís los ejemplos que proponen los clásicos, o los contemporáneos para pensar la novela? ¿Tenés un método propio?

Sigo lo que me sale. Si la historia no fluye natural, dentro de mi forma de escribir, no sería mía. Así que, si sigo ejemplos lo hago sin proponérmelo, porque la teoría y la forma, tanto de los clásicos como de los contemporáneos, ya está incorporada a mi cabeza.

¿Cómo te parás ante la crítica? ¿Tenés una especie de lector de cabecera a quién confiar tus manuscritos?

La crítica puede ser muy valiosa, aunque también hay de la otra. No es algo que me preocupe, lo que sí me preocupa es la obra en la que estoy trabajando. Tengo amigas lectoras, que me señalan los errores y también los aciertos.

-¿Cuánto tiempo le dedicás a escribir?

Mucho menos de lo que me gustaría. No es fácil hacerme el tiempo, sobre todo porque trabajo con la palabra. Pero, así y todo, siempre estoy escribiendo algo.

¿Crees en la inspiración?

Creo en ese algo, situación, palabra, lectura, que me despierta una historia.

-¿Cuando te viene una buena idea lo dejás para tu siguiente obra o vas poniendo todo en eso que estás escribiendo en el momento?

Es difícil que me aparezca una nueva historia cuando estoy escribiendo una novela, porque, como se suele decir, durante el proceso de escritura la novela vive con el autor.

-¿Quiénes son tus novelistas favoritos, tomaste algo de ellos?

Aunque hay muchas novelas de autores contemporáneos que me gustan mucho, sigo teniendo a los mismos dos favoritos: Victor Hugo y Emily Brontë, por cómo crearon personajes inolvidables. Creo no haber tomado nada de ellos ni de otros, pero siempre se incorpora algo de las buenas lecturas. 

-¿Tenés un tablero de capítulos o vas viendo cómo viene la historia?

Nada de nada, solo ese saber para donde va. Después, dejo que la historia y los personajes me sorprendan.

-Si leíste Rayuela, ¿qué opinás de la antinovela o la contranovela que propone Cortázar en esa obra?

Creo que Rayuela, como el Ulises, por traer alguna más, son novelas que se escribieron en una época determinada, en un contexto histórico determinado, y que hay que disfrutarlas.

-¿Es la realidad una elección en tus novelas o preferís un lugar imaginario con leyes propias?

La realidad es un punto fuerte en mis historias, para que el lector se identifique; pero casi toda mi obra, sobre todo las novelas, tienen al menos un elemento fantástico, que dispara a otra realidad.

-¿Algún personaje ha pasado de malo a bueno o viceversa? ¿Por qué?

Mis personajes tienen un poco de los dos. No tengo muchos buenos-buenos, sí personajes malos. Y ninguno la pasa bien en mis historias.

-¿Quiénes quisieras que te lean? ¿Por qué?

Tomo esta pregunta como un juego, entonces… que me lea gente que no me conoce. De chica me gustaba imaginar que el autor no existía, y que los personajes eran verdaderos, que nadie los había creado. Dejaría que los míos vivan su vida en la cabeza de lectores desconocidos.

-¿Este mundo, mitad átomos (papel) mitad ciberespacio (digital) qué le hace a tu novela?

Creo que hay cada vez más lectores de ediciones digitales, aunque el lector del libro de papel seguirá estando, auguro que durante mucho tiempo más. Creo también que un formato no mata al otro, que pueden convivir. Para mí, los dos formatos son publicaciones, a secas; iguales, podría decir.

¿Si tuvieras que elegir cómo publicar una novela en este tiempo, cómo lo harías?

Lo importante es que la obra llegue a sus lectores, sin importar el formato.

-¿Vas a seguir escribiendo novelas? ¿Qué ideas te rondan?

Estoy con un nuevo proyecto de novela, que ya tocó el papel, o la pantalla, pero es apenas un comienzo. No me gusta contar sobre qué estoy trabajando.

Nuestro agradecimiento a Yu´i Paéz de la Editorial Kañy por la entrevista a Claudia Cortalezzi.

Directora General Revista Gafe.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.