Editora BGR publica «Inventamos la eternidad» de Begoña Abellán Rodes

0

📚✨ ¡Emocionante noticia para los amantes de la poesía! «Inventamos la eternidad» de Begoña Abellán Rodes ya está disponible para leer inmediatamente en Kindle. 📖💖 Acompáñanos a explorar este universo poético a través del conmovedor prólogo escrito por Esther Abellán.

Descubre la dimensión poética de la vida con "Inventamos la eternidad".

LA TIERRA GIRÓ PARA ACERCARNOS…

“La tierra giró para acercarnos,

giró sobre sí misma y en nosotros,

hasta juntarnos por fin en este sueño”.

Eugenio Montejo

El amor que ya existe entre dos personas que todavía no se conocen es como un presagio que necesita de poesía para convertirse en real, es un ejercicio transformador donde el misterio, el anhelo y el derecho a sentir hacen posible la libertad. Begoña Abellán nos invita con esta colección de poemas a entrar en un espacio mágico de amor absoluto, de energía que se arraiga en lo más hondo del corazón y cruza todas las fronteras.

En “Inventamos la eternidad”, la poeta siente a través del ser amado y convierte la pureza en la piedra angular de la vida, en una puerta hacia ese lugar ansiado donde ser una misma y compartir todo aquello que la identifica como mujer. El espacio individual se amplía y la conciencia del otro nos hace descubrir que los sueños existen:

No nos dimos cuenta y juntos fuimos creando, poco a poco,

el sendero real de la vida que tanto habíamos soñado.

Te he estado esperando en cada instante de la historia,

entre el vacío y el silencio que provoca la soledad.

La Naturaleza, la esencia y el origen, tan importantes en su poética, aparecen en este poemario como parte de ese fuego primigenio que arde en cada caricia, en cada mirada íntima y sutil. Ya en su primer poemario publicado, “La ventana que dibujo” (2017), la autora aboga por la idea de Carpe Diem, por vivir de manera intensa cada momento. Así, con el ímpetu del instante, ahora, nos describe un presente tejido por la unión de dos cuerpos que germinan en un universo paralelo para convertirse en alianza indestructible y segura frente al desapacible mundo.

Todo el plomo de mi cuerpo se desvanece

para disfrutarte por entero entre el aire

que la espuma del mar me brinda.

Te amo en la inmensidad del espacio

donde el cielo marca un futuro de ensueño

al tiempo que se fabrica una burbuja de oxígeno,

que nos aísla de esta desgarradora sociedad.

La soledad y el silencio desaparecen ante el concepto de eternidad con la fuerza de los ojos del amante. Como en un espejo, la ilusión del amor es el camino, un eslabón entre lo verdadero y lo ficticio que se convierte en salvífico ante la desolación del mundo que la oprime. Desde esta perspectiva, los versos y la música crean un entorno perfecto para desconectarse del tiempo, más allá de la finitud de lo humano.

Hemos decidido crear un espacio paralelo

al mundo donde vivimos para poder descansar

y disfrutar de la felicidad sin que nos atrape el tiempo,

almacenamos en el recuerdo imágenes

perfectamente nítidas para poder saborearlas

cuando el hambre de la ausencia acuda.

En “Inventamos la eternidad”, la esperanza toma forma de amante, de ser infinito que deshace la oscuridad y deja al desnudo todo lo oculto. Ya no son necesarias las barreras ni los disfraces y el día a día se envuelve con un halo mágico que perdura más allá de la memoria. El pasado y el futuro no importan porque cada instante es renovación y comienzo. Tal y como lo define Begoña Abellán, “el amor, / es capaz de dibujar una sonrisa /cuando las lágrimas te abrazan”. Demos un paso adelante y adentrémonos en la dimensión poética de la vida.

Esther Abellán

Equipo de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *