Editora BGR publica «El ser de Dulce» de Dulce Díaz Marrero

Dulce Díaz Marrero con su magnífica obra poética «El ser de Dulce» inaugura la Colección Poesía en línea, dirigida por Antonio Arroyo Silva. ¡Ya está en línea y disponible en Kindle!

DULCE DÍAZ MARRERO

S/C de Tenerife, 12 de Septiembre de 1953.

Publica sus primeros poemas en la revista «Nuevos caminos».

Mantiene un interesante contacto poético con el poeta Félix Francisco Casanova.

En 1.975 obtiene el segundo premio de poesía «MATÍAS REAL», del vespertino LA TARDE.

El primer premio lo obtuvo Félix Francisco Casanova, con quien mantuvo un interesante contacto poético, quedando todo truncado dos años más tarde con su prematura muerte.

Participa en el I Congreso de Poesía Canaria (1.976), con varios poemas.

Mantenía un interesante contacto poético con el grupo de Alejandro Oliveros y Reinaldo Pérez So del Departamento de Literatura de la Universidad de Valencia (Venezuela).

La prematura muerte de Casanova se ve reflejada en muchos de sus poemas con reflexiones claramente inducidas por este hecho.

Poemas suyos han aparecido en periódicos y revistas como «AQUEL VIEJO NORAY» (1.980), y MENSTRÚA ALBA; «POESÍA» (Universidad de Carabobo. Valencia Venezuela).

Su obra inédita la forman poemas sueltos y narraciones breves. Un relato inédito aparece en el número tres de la selección «Narrativa canaria última»

Su obra poética está centrada en un único libro póstumo «FIN DE LA LEY».

Muere trágicamente en plena juventud el 22 de octubre de 1.978 como consecuencia de un accidente de circulación.

El ser de Dulce

No pueden con los escalones

maltrechos de mi cabeza, y

mientras las olas se derriten

en mares inoculados

yo me sumerjo

en el abismo del sueño.

«Centrándonos en el aspecto vital de Dulce Díaz Marrero, pudiéramos decir que a nuestra poeta la mató un latido. El especial de su envidiable infancia campestre. Desde muy joven soportó dos dolorosos óbitos en su propio seno familiar: sus padres, uno tras otro, concretaron su imagen de orfandad. Entre ingente cantidad de hermanos, todos ellos varones, debe encararse con un nuevo rol de responsabilidades, etapa que deberá enfrentar subsumida al hecho inapelable de la adaptación al nuevo medio ciudadano. El paisaje silencioso y sureño debe sustituirse por otro agreste y capitalino. El salvoconducto será vender su misticismo y soledad en aras de conquistar un nuevo rito. El enorme rito de la amistad».

Roberto Cabrera García.

Lee y descarga inmediatamente «El ser de Dulce» de Dulce Díaz Marrero (Editora BGR, 2022)

Directora General Revista Gafe.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.