4 poemas de Silvia Cuevas-Morales

Poesía de Silvia Cuevas-Morales, escritora bilingüe, traductora literaria y periodista. Nacida en Santiago de Chile.

Hay noches

Hay noches en que mis dedos
se vuelven torpes,
que no atinan a encontrar el sosiego,
que buscan a tientas ramas y hojas,
intentado aferrarse a las raíces
que el calendario hace crujir
con el inexorable paso del tiempo.

Hay noches en las que me pierdo 
en fotos desvaídas,
en las que intento hallar la paz
garabateando versos en las paredes.

Noches en las que me invade la nostalgia,
los recuerdos que creemos enterrados
pero que de repente afloran
quitándonos la respiración,
clamando en medio del silencio.
Un gesto familiar, una sonrisa,
unas manos que nunca más acariciaremos,
unos ojos, cuya mirada jamás volverá a brillar. 

Hay noches,
en las que me nacen todos mis muertos.

Silvia Cuevas-Morales

De Apátrida: Diario de un destierro / Stateless: Diary of an exile. Ocaña: Lastura Ediciones, 1ª Edición, julio de 2017, 2ª Edición, octubre de 2018.


Dudas

A veces me pregunto
dónde terminarán mis pasos.
Si tendré que agitar pañuelos en el aire 
y volver a llenar maletas de nostalgia.
Si seguiré dando vueltas en círculos
o acabaré echando raíces en alguna isla.

Me pregunto qué será de mi mirada,
de este cuerpo que ya acusa el paso del tiempo,
de esta melena que cada día mengua.

Si habré aprendido la lección
o si aún me queda espacio para la ternura.
Si ya puedo despojarme de las caretas,
quitarme la corteza del resentimiento,
y lanzar una botella al mar
con todas mis dudas.

A veces me pregunto,
si podré elegir el espacio
donde enterrar mis huesos.

Silvia Cuevas-Morales


De Apátrida: Diario de un destierro / Stateless: Diary of an exile. Ocaña: Lastura Ediciones, 1ª Edición, julio de 2017, 2ª Edición, octubre de 2018.


A veces siento
que las paredes murmuran
a falta de amigas,
de familia.
Que cada noche se acercan sigilosamente,
robándome el poco espacio en que respiro.

Hay días en que el techo 
se desprende a trozos.
Que las luces me interrogan
cada vez que me insultas.
Que mi cuerpo se tensa,
cuando la llave en la cerradura gira.
Que el suelo cruje bajo mi miedo
cada vez que tu sexo me roza.  

Noches en que las ventanas se cierran
como tu puño en mi cabeza.
La gotera del grifo me hace preguntas,
el reloj martillea esperando respuestas.

Y lo peor de todo es que a veces,
quisiera desaparecer 
bajo los escombros.

Silvia Cuevas-Morales



Un día te despiertas
y comienzas a quitarte,
- con algo de cautela -
los insultos de encima,
como trozos de corteza.

Te vas desprendiendo la ansiedad
cual finas gasas de seda.
Te arrancas el menosprecio
que se fue incrustando en tus venas.

Te enfrentas al espejo
como si fuera vez primera.
Vistes tu cuerpo con capas de ternura
y con manos temblorosas
preparas la maleta.

Ya no queda tiempo
para arrojar piedras. 

Silvia Cuevas-Morales


De la antología Amor se escribe sin sangre. Vol. I. Lastura Ediciones, 2015.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.