4 poemas de Eleonora Rimolo; traducción Antonio Nazzaro

Hoy presentamos a través de «su poesía» a la poeta, investigadora de literatura italiana en la Universidad de Salerno, Eleonora Rimolo. Traducción por el poeta Antonio Nazzaro y revisadas por Elizabeth Uribe Pérez.

31 de enero de 1983

No sé hablar otros idiomas, ni siquiera

sentada en la calle modesta valenti 21

donde una babel de terrazas habitadas

por el invierno indica la dirección,

el centro abandonado del curar.

No contesto y no me muevo soy

fiel a las reglas, enamorada de las pulgas

que me pinchan la cabeza, dudosa en la puerta

si a la mitad de una escalera el mármol cede

y los tobillos se abren, sobre un delirio

de heridas y no se camina, no se llega

más a la sombra soñada sino que se llega a ser

ovillos de huesos, esferas de silencio.

(Prossimo e remoto, Pequod 2022)


Después de la herida viene el reinicio

del dolor, la piel viva sale a la luz

con su verdad crudísima:

aquellos arándanos son solamente piedras

y en Marte no hay biología pero hay

en la Tierra esta noche un miedo

que hace más humanas las cosas, un regolfo

de ternuras nunca digeridas, un entregar

la copia equivocada adrede

para darte de mí la peor parte,

mi sacrificio mayor.

(Prossimo e remoto, Pequod 2022)


Aunque por meses no abrimos las ventanas

cada vez salir es responder al llamado

de las armas. Cada vez es doblarse, correr,

reconquistar la posición y luego reflejarse

dentro de los vidrios opacos de las casas, detenerse

mientras el moho quema el respiro y el sol

hiere la habitación, levanta el velo de la cortina

y te besa la frente como un esposo posa

los labios sobre la tierra que ama. Es una fatiga

necesaria, salvaje: es la guerra que llama,

la premura del reposo, el antiguo refugio.

 (Prossimo e remoto, Pequod 2022)


Los maestros enseñan en silencio

cuando la noche violeta vaciada

persigue entre las nubes el espacio

sucio de los rieles y detrás se sienta

el enemigo, y yo rezo que se quede

para reescribir las lecciones perdidas,

para el lobo que devora en todas

las direcciones alcanzado por el hambre,

perseguido por la pulga, derrotado

por un tímido sueño extranjero.

(La terra originale, Pordenonelegge-Lietocolle 2018)


Traducción: Antonio Nazzaro.

Revisión de la traducción: Elizabeth Uribe Pérez.

Eleonora Rimolo nació en Salerno en 1991 y vive en Nocera Inferiore. Es investigadora de Literatura Italiana en la Universidad de Salerno. Graduada con honores en Lenguas Clásicas y en Filología Moderna, es ahora doctorada en «Estudios Literarios» en la Universidad de los Estudios de Salerno. Colabora con algunas revistas de Italianística como Sinestesie, Misure Critiche, Rassegna Italiana. Ha publicado una novela: Amar las palabras (Litedition, 2013) y los poemarios: De la ausencia y de la presencia (Matisklo, 2013), La rendición de los días (AlterEgo, 2015, Primer Premio “Poesia Giovani Europa in versi 2016”), Temeraria felicidad (Giuliano Ladolfi Editore,  2017, prólogo de  Gabriella Sica, Primer Premio en “Pascoli― L’ora di Barga”, Premio Civetta di Minerva, Finalista en “Premio Fogazzaro”,  III° clasificado en “Premio Fiumicino”, II° clasificado en Premio “Aoros Valerio Castiello”), La terra originale (Pordenonelegge-Lietocolle, 2018 – Premio Achille Marazza, Premio “I poeti di vent’anni. Premio Pordenonelegge Poesia”, Premio Minturnae) y Prossimo e remoto (Pequod, 2022, epílogo de Milo de Angelis). Es la ganadora del Primer Premio “Ossi di Seppia” 2017 (Arma di Taggia) con algunos textos inéditos. Es directora editorial de la revista literaria Atelier OnLine y de las series de poesía Letture Meridiane y Aeclanum para Delta 3 edizioni. Con Giovanni Ibello, editó Abitare la parola. Poetas nacidos en los años 90 (Ladolfi, 2019).

Directora General Revista Gafe.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.