3 poemas de «La guardiana del fuego» de Mar Blanco

Tres poemas de «La guardiana del fuego» el nuevo trabajo publicado de Mar Blanco.

Frida,

la Guardiana del Fuego

Interpreta su drama,

la obscenidad blanca,

el lugar abandonado

de una puta

coronada de espinas,

ofrecida en sacrificio,

un presente de piel,

costado,

llaga,

desgarradura.

Atada,

le cortaron la lengua

para que

no jurase en vano

el nombre de algún dios.

Donde no puedas amar

no te demores.

Mar Blanco


Traspasar el agua,

la blancura del Olimpo.

Y como un pájaro fugitivo

posarse en el espejo

con esta encrucijada

de vértebras.

Ser pluma,

asombro,

murmullo.

Inclinarse para beber la claridad,

oír el canto irrevocable de la vida.

Mar Blanco


Soy la anti-virgen,

una Cleopatra rota,

-áspid de Coyoacán-

Hombres y mujeres

recorren mi trono

con sus flores del mal,

y la fe en el veneno.

Alejandra, sálvame

de los finales rotundos,

de la muerte y la resurrección

consecutivas.

Eres la única que puede escribir la noche.

Algo me precipita,

pisotea el silencio,

entierra mi voz

vacía de palabras.

Este poema es un exorcismo,

un absoluto escándalo

en la sangre.

Nadie me esperará.

Mar Blanco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.