1 poema de Elena Villamandos González

1 poema de Elena Villamandos González

VOMITO, MADRE, VOMITO

Pasar por el mundo

sin pena ni gloria

despides a los lirios

azules

con una bola en la garganta

mascas cemento

y quedas hecha piedra

y pasas así

por el mundo

sin pena ni gloria

recuerdas a la madre

a la abuela

a la bisabuela

tal vez a su retrato:

señora gorda

sobre acolchado sillón

haciendo macramé

después: señora gorda

sobre colchón en cama

lapidada, cimentada

fría, muerta

silenciada

por las voces de eruditos señores en tivi

y de la veintena de niños

tan bien alimentados por ella

durante décadas, los niños, tantos

con sus anchas barrigas

miran al cielo

y ven pasar las nubes

y ríen

señalan famélicos pájaros

que picotean el aire

posados en las delgadas

antenas de tivi

de la ciudad y picotean

el aire los pájaros y no encuentran nada

nada

y la nada es un vacío que subyace

bajo sus pequeñas, quebradizas pezuñas

y en las cebadas barrigas de aquellos

que señalan y se carcajean

y tratan de acertarles perdigones

y las casas todas

se abren por el paso de las máquinas

hormigón que sangra, delira

por los agujeros del aceptable croché

de mi bisabuela

de mi abuela

de mi madre

quizás del calzoncillo

precioso donde mi padre

una vez, guardó su caliente

inquebrantable falo

y pasas así por el mundo

sin pena ni gloria

diciendo cemento

y volviéndote estatua

estatura de hormiga

frente a la suela de la bota

del militar padre

abuelo

bisabuelo

que podría caer sobre ti

y aplastarte

y alimentas para que esto no suceda

sus cuchillas

sus metralletas

sus barricadas

con comida exquisita de la abuela

diciendo solo eso

solo comida y mascando escayola

te vuelves cartón piedra

¿quieres hablar?, no, ni se te ocurra

debes rumiar, niña, pelotas de leche en polvo

atrapadas entre tus dientes, observar

absorber, mamar penes, amamantar, niña

y callar, lastimosamente

al tiempo que lloro junto a mi madre

que pela y pela cebollas

con sus pupilas frías

ausentes, inquebrantables

vomito, madre, vomito

mamá tengo miedo

mamá, no puedo dormir

terrible en la noche

ya en la noche

mamá, te sacaré los ojos,

te lo juro.

Elena Villamandos González

Directora General Revista Gafe.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.